CONECTE CON NOSOTROS


Más

Barbora Krejcikova: Tenis anfibio en individuales y dobles

Barbora Krejčíková es una tenista única, capaz de afrontar un torneo exigente tanto en individuales como en dobles, y está en lo más alto de la clasificación en ambas categorías. Durante mucho tiempo fue incluso la número uno del mundo en dobles, ahora está llamando poco a poco al escalón más alto en individuales.

Publicado

on

Barbora Krejčíková es una tenista única, capaz de afrontar un torneo exigente tanto en individuales como en dobles, y está en lo más alto de la clasificación en ambas categorías. Durante mucho tiempo fue incluso la número uno del mundo en dobles, y ahora poco a poco está llamando al escalón más alto en individuales.

Barbora Krejcikova nació el 18 de diciembre de 1995 en Brno. Pasó su juventud en la cercana Ivančice, donde también se graduó en el Gimnasio General Jan Blahoslav. Desde muy joven jugó en el club de tenis local Slovan Ivančice, al que también regresó tras sus compromisos en Prostějov y Přerov.

Obtuvo éxitos desde su edad juvenil

La tenista morava participó en su primer torneo ITF en el verano de 2010. Un año después, disfrutó de su primer título de dobles a este nivel cuando ella y Aneta Dvořáková dominaron el torneo de Osijek.

Krejčíková ya se estaba haciendo un nombre a nivel mundial en la juventud. Posee tres títulos de Grand Slam júnior, todos ellos ganados con su actual compañera Kateryna Siniakova. Su puesto más alto en la clasificación junior fue el tercero.

Transición al circuito WTA y dominio en dobles

Tras hacer la transición al circuito WTA, Krejčíková alcanzó su primera final en 2014. Sin embargo, ella y Lucie Hradecka no fueron rivales en la final, por lo que la jugadora de Brno tuvo que esperar un año más para lograr su primer título WTA. En Quebec, ella y la belga Ana-Sophia Mestachova derrotaron a la pareja argentino-polaca Irigoyenova-Kaniova para alzarse con su primer triunfo en el circuito de élite.

En los años siguientes, Krejcikova se dio a conocer cada vez más. Primero, en 2016, avanzó a su primera semifinal de dobles de Grand Slam junto a Kateryna Siniakova, y un año después alcanzó los cuartos de final individuales en el circuito de la WTA. En ese momento, Krejcikova ocupaba el puesto 254 en la clasificación, por lo que el mero hecho de estar en cuartos de final fue un gran logro para ella.

El primer punto de inflexión en su carrera fue 2018. Entonces, después de varios contratiempos, finalmente se clasificó para la parte principal del Grand Slam en individuales, y luego dominó los dobles con Siniakova. La pareja checa aportó triunfos de Roland Garros y Wimbledon, lo que les valió el primer puesto en la clasificación de dobles de la WTA.

Ascenso en individuales

Krejcikova se centró entonces más en su tenis individual y le fue bien. Empezó a ganar torneos de la ITF y ascendió constantemente en la clasificación. Su ascenso culminó en el Abierto de Francia de 2020 cuando, siendo la jugadora número 114 de la clasificación, avanzó hasta la octava ronda del torneo, lo que la aupó al top 100 de la clasificación de la WTA.

Comenzó 2021 con su debut en la final individual de Dubai, donde acabó cayendo ante Muguruza. Sin embargo, un torneo brillantemente gestionado la aupó al puesto 38 de la clasificación.

El torneo más exitoso de Barbora Krejcikova es sin duda el Abierto de Francia 2021. Entró en el torneo como no cabeza de serie, pero aun así se alzó con el título absoluto tras un gran partido. En una reñida final, derrotó a la rusa Pavlyuchenkova por 2-1 en sets corridos.

Ese mismo año, Krejčíková participó en el torneo olímpico de Tokio, que ella y Siniakova dominaron en dobles y ganaron la medalla de oro para la República Checa.

Hasta ahora, 2022 ha sido un año contradictorio para Krejcikova. Ha ascendido al segundo puesto de la clasificación de la WTA, el mejor de su carrera. Sin embargo, tuvo que perderse varios partidos por problemas en el codo, lo que afectó a su rendimiento en el Abierto de Francia, donde cayó en primera ronda y perdió un gran número de puntos.

Fuentes

Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Favoritos